Frase de grupo


¨Sin música la vida sería un error.¨(Nietzsche)


2 de octubre de 2012

Entrevista a Alex Ferreira: "He vuelto ahora con muchísimas ganas de tocar" (Cara A)

Foto de Lucas García


El Afán se trata de un disco muy esperado por todos nosotros, los que descubrimos a un artista inigualable no solo con Un Domingo Cualquiera, sino también con sus EP’s anteriores. Alex Ferreira hoy publica su segundo disco, donde explora nuevos sonidos, latinos, acústicos, y nos ofrece una colección de diez canciones atemporales. Tuvimos la suerte de poder charlar con él en Casa de América acerca de su reciente viaje por toda América Latina, sus inquietudes musicales y, sobretodo, El Afán.

El disco fue grabado y producido por Carles Campón en un ambiente que hemos visto muy relajado, entre amigos, ilusionados con el proyecto. Ya con el disco en tus manos, ¿cómo recuerdas aquellos días de grabación y cómo las canciones fueron tomando su forma?

Lo recuerdo con mucho cariño, con mucho amor. Como bien decías, fue todo con amigos, ensayamos primero en el local, de forma muy natural. También teníamos la idea de hacer el disco en base al ritmo, con lo cual quedamos con dos baterías a la vez. JuanDi que toca la batería y un chico que es latinoamericano que toca la percusión. Todo empezó por el ritmo. Fue muy divertido.


Lo primero que conocimos de este nuevo disco fue el tema El Afán y su correspondiente video allá por el mes de febrero. ¿De dónde surge este vídeo? Para dicho vídeo se han usado fragmentos de películas como El Club de los Cinco, Dirty Dancing, Napoleon Dynamite, Kickboxer… ¿Cómo es eso de ver bailar a Van Damme o Patrick Swayze tu música?

Son películas que a mi, sobre todo las escenas que salen ahí, son de películas que a mi me encantan. Básicamente la idea es que la canción habla de algo serio, pero a la vez es bailonga, tiene ese ritmo así que se puede bailar, es algo que no sale mucho en mi música, no hago discos para bailar. El video lo hice yo, un día bastante aburrido, tenía estas películas, empecé a coger imágenes, cortarlas y escuchar canciones encima, y me reí un montón.

El ver a Van Damme bailando mis canciones me encantó. Esa  escena me acuerdo que la manera en que él baila es tan hortera que si le das la vuelta ya mola (risas). A mi esas ideas me parecen fantásticas.


Acabas de volver de un extenso viaje por toda América acompañando a Ximena Sariñana en su gira y presentando tus canciones. Cuéntanos cómo ha sido el viaje y alguna anécdota de tu aventura americana.

Fue una gira muy larga, estuvimos casi dos meses. Fuimos a más de diez ciudades en México. Y la verdad es que fue una oportunidad muy chula porque conocí un país muy grande, del que todavía puedo decir que no conozco ni la mitad. Fue una oportunidad muy bonita por eso, por lo del viaje, por conocer y también porque mi papel fue de guitarrista. Hacía coros también, y en mitad del concierto ella me presentaba y cantábamos una canción mía. Ximena es una chica que desde pequeñita era actriz de cine, allí es muy famosa y entonces los conciertos eran muy grandes. Yo no estoy acostumbrado a girar en conciertos tan grandes; aprendí mucho por esa parte también. También mola a veces no ser el cantante, la cara, mola ser el tipo en la sombra tocando la guitarra en el escenario. Fue una gira muy divertida, aprendí mucho.


Has viajado mucho y tocado en diversas partes del mundo, basándote en tu propia experiencia, ¿qué público dirías que es el más cálido a la hora de vivir tus conciertos? ¿Se nota esa característica calidez latinoamericana o son sólo mitos?

Quizá sea porque yo soy dominicano, siempre que voy a Dominicana… creo que eso le pasa a todo el mundo, cuando después de viajar por ahí y regresas a tu país te reciben de una manera muy muy cálida. Yo diría que conmigo, ya no sé en general, República Dominicana. Cuando yo vivía allí solo venían a verme mis amigos y era un poco… cuando ven que sales fuera, sales en los medios, la repercusión se triplica, y estoy muy agradecido. En general creo que hay público frío y cálido en cualquier parte. Los mejicanos también son fans muy intensos… con esto no quiero decir que el español no sea cálido, pero sí es verdad que el latinoamericano tiene algo hay más caliente.


Hablando de Latinoamérica, actualmente allí se está viviendo una auténtica revolución musical. Como artista ¿Qué opinas de la movida musical independiente que se está gestando en esos países y que se hace eco aquí en España casi de inmediato?

Mira, por ejemplo en Chile está pasando una cosa realmente increíble. Han aparecido un montón de grupos y artistas muy interesantes y la mayoría parten de la independencia. Allí no hay esas culturas digamos tan marcadas de discográficas, promotores y tal. También es muy increíble lo que está pasando en Argentina con Lisandro Aristimuño, por ejemplo, y en México también hay un montón de bandas. No sé, yo creo que es muy bueno, que también pasa aquí en España. El indie a mi me hace mucha gracia porque viene de la palabra independencia y muchos nosotros no somos independientes realmente, hay gente que está en grupos indies y viven con sus padres, y entonces te preguntas qué tan independientes son (risas).


El pasado 28 de junio estuviste tocando en el Hard Rock Café de tu natal Sto. Domingo, y pediste a tus seguidores en Twitter que te ayudaran a confeccionar el setlist de canciones. ¿Qué tipo de relación tienes con tu público en general? ¿El haberlo hecho en tu tierra, supuso que la velada fuese aún más especial?

Con el tema del internet, el Twitter, el Facebook, ahora puedes tener un contacto directo con el público, que te puedan decir tanto que te encanta tu música como que te puedan decir que eres un imbécil, y tú lo lees, eso no pasaba antes. Me parece algo muy útil y muy importante. Por lo del setlist, por si a lo mejor si se cancela un concierto, tienes que informar de cambio de horario, fecha, lo que sea, es una herramienta súper útil poder hablar con la gente directamente. Hay sitios dónde he ido a tocar y no se ha hecho nada de publi, simplemente he avisado por Twitter y ha ido la gente. Yo siempre trato de tocar al menos una vez al año en Santo Domingo y cada vez se hace más especial. También como yo vivo en Madrid, paso mucho tiempo aquí, hay muchos amigos a los que no veo y cuando vuelvo vienen y todo se hace más emotivo. Es algo que cuido mucho, siempre quiero ir aunque viva aquí, siempre tengo que poder pisar la isla.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada